Fanfiction

Callie, Arizona y Lauren.


El Grey-Sloan Memorial Hospital, se encuentra en el ojo de la tormenta, cada uno de los doctores se dirige hacia sus pacientes para tatar de calmarlos y seguir con sus funciones laborales. Los apagones en el hospital no se hacían esperar, la luz iba y venía. Owen intenta estabilizar todo tal como lo hace un jefe de cirugía.

El hospital había sufrido su primer apagón, los transformadores de energía no funcionaban y en medio de toda esa oscuridad, los labios de Arizona besaban a otros que no eran los de hermosa esposa, la doctora Callie torres. Callie por su parte, al ver que el hospital ya había tenido su primer fallo eléctrico, comenzaba a preguntarse en donde estaría Arizona, sabía que no era un buen momento para separarse, en cualquier instante Sofía, quien se encontraba en la guardería junto con la pequeña Zola, podía necesitar de ambas.

Besos iban y venían de Lauren hacía Arizona, mientras Arizona intentaba quería retirarse de los besos que Lauren le daba, ella la sujeta con más fuerza de tal manera que Arizona no tuviera otro deseo más que el de estar besándola. En ese mismo instante, Callie se encontraba con Bailey en una de las salas del hospital por lo que no dudo ni un segundo para preguntar por su esposa.

-Bailey has visto a Arizona? No la encuentro

-No estaba operando con Avery y la doctora Boswell?

-Si, pero tampoco encuentro a ninguno de los dos.

La luz ya había regresado sin embargo estas ya estaban dando señales que pronto dejarían al hospital sin luz y en la completa oscuridad. Bailey al ver la desesperación con la que Callie buscaba a Arizona, le propone que ambas la buscarán. Los pacientes ya estaban preocupados, sabían que esta no era una tormenta tranquila, la luces se apagaron completamente, todos gritaron, no sabían que hacer ni que decir, entre los gritos se escuchaba la voz de Callie quien preguntaba por Bailey.

A los pocos segundos todo se tranquilizo, cada uno de los doctores lograron calmar a los pacientes, por otro lado, Callie y Bailey seguían en la búsqueda de Arizona, ambas, sin darse cuenta, se encontraban tan cerca de donde estaban Lauren y Arizona, pero a ninguna se le ocurrió revisar el cuarto de descanso. Ambas continuaban su camino, de repente frente a los ojos de ellas, pasaba algo que no podían imaginarlo.

La tormenta que asechaba en ese instante al hospital, había logrado levantar por los aires no a una sino, a dos ambulancias que se encontraban a las afueras. Mientras ambas observaban lo que sucedía no dudaron en imaginarse que en cualquier momento esas dos ambulancias podrían impactar en cualquier sala del hospital. Todos lo que se encontraban en ese piso fueron llevados a la sala de esperar, quedándose únicamente Torres y Bailey, quienes sin darse a un cuenta, estaban en el mismo piso que Lauren y Arizona quienes seguían sumergiéndose entre sus besos. Sin imaginar que en cualquier momento Bailey o Callie podría encontrarlas.

Torres por su parte sentía que estaba cerca de Robbins, es obvio que siendo su esposa podía sentir su presencia.

-Bailey bajemos de nuevo, algo me dice que allí está Arizona.

-No podemos volver ahí Callie

Me acompañas o voy sola Miranda.

Bailey no podía dejar que Callie bajará sola pues sabía que de lo desesperaba que estaba por buscar a Arizona, no podía caminar en medio de esa oscuridad. Sin ninguna otra opción Miranda acepta bajar nuevamente, sin embargo Avery se encuentra con ellas.

-Oh mira ahí esta Avery.

B: Jackson has visto a Arizona? Estaba contigo.

A: Hmmm si pero ya terminamos.

C: como que ya terminaron, cancelaron la operación o ya la hicieron? (Callie Preocupada)

B: Avery contesta, esta mujer te esta haciendo una pregunta.

 

Avery con cara de ‘’osea qué te pasa’’ les dice que habían terminado hace media hora, y que tanto Arizona como Lauren se fueron a darle la notica a los padres del bebé.

Torres y Bailey ya habían pasado por la habitación donde se encontraba en bebé y no había visto a ninguna de las dos. Callie comenzaba a preocuparse aún más, pues no sabía en donde podía estar Arizona.

Sin embargo antes de que la hermosa morena lograra decir algo más, lo que ambas chicas habían imaginado anteriormente, se hizo realidad, las ambulancias que fueron levantadas por los vientos de la tormenta, lograron impactar dentro del hospital (SHONDA QUIERE DESTRUIR PAREJAS, YO DESTRUYO EL HOSPITAL JAJAJAJJAJA, ES BROMA) y justamente una de ellas había entrado en la sala donde Jackson, Miranda y Torres se encontraban.

-B: Ohh por Dios, Callie cuidado

-C: OHHHH.

La ambulancia estaba a pocos segundo de golpear a Callie, ella no sabía qué hacer i hacía dónde ir, su cuerpo quedo inmóvil y por su mente solo pasaba la idea de que otra vez estaría sufriendo por un accidente, con la única y gran diferencia que su esposa no iba a saber, pues aún no lograban encontrarla.

5, 4,3 la ambulancia ya casi golpeaba a Torres, 2, de repente en tan solo un segundo Jackson se dirige hacia Callie haciendo que ambos collerón al piso sin ninguna herida, mientras la ambulancia que había sido rebatada entre los vientos de la tormenta, golpeaba los vidrios de la sal en donde ellos se encontraban. Sin embargo Bailey ya se imaginaba a Callie gravemente herida e iba a saber cómo darle la notica a Robbins, quien se encontraba bajo la confusión que los besos de Lauren le hacían sentir.

 

J: Salgan de aquí rápido.

C: No!, tengo que encontrar a Arizona, puede que esté mal, y yo no lo se, debo encontrarla.

J: Sal ya Torres, es una orden.

B: Callie, Callie, vámonos, no es seguro que estemos aquí.

C: No Bailey, puede que ella se haya golpeado la pierna y no pueda caminar, déjame.

 

Los ojos de Callie se llenaban de lágrimas, sabía que no podía estar allí, pero también sabía que no podía dejar de buscar a Arizona. Sin nada que poder hacer más que darse por vencida, decida hacerle caso a las palabras de Bailey, a quien le hizo prometer que no se separarían hasta encontrar a su esposa.

Por otro lado, mientras los tres se marchaban de donde estaban, Lauren por su parte comenzaba a tocar a Arizona, una caricia por el rostro de Robbins no se hizo esperar, para luego bajar una de sus mano hacia la cintura de Arizona, quien de cierta manera debido a la confusión que ella sentía, quería responder a esa caricias sin embargo, una imagen muy reconocida para ella se apoderó de su mente. Arizona no lograba distinguir de quien era ese rostro que solo ella podía ver, a los pocos segundo, mientras Lauren seguían acariciando su rostro, se da cuenta que era su hermano, Tim, quien con cara de tristeza solo se decía que reaccionará y pensará en lo que estaba haciendo, que todos los sueños que ella nunca se imagino tener, ya se habían hecho realidad y no valía la pena perderlos por una simple aventura que no responde a ningún sentimiento.

Arizona al ver lo que su mente le había producido, solo sentía que la mano de Lauren bajaba hacía su cintura, sin embargo Arizona recuerda la delicadeza con la que Callie la toca, cada caricia que Lauren le hacía, ellas recordaba las caricias de Callie, era más que obvio que Lauren no era su esposa.

-A: No, no espera espera. Lo siento, no puedo de verdad no puedo. Yo… Yo.. Callie, no, no puedo.

L: Qué no puedes Arizona? Recuerda que todos tenemos derecho a perder el control. Lo que no puedes hacer, lo haré yo, lo prometo. (RECUERDAN ESTA FRASE CALLZONIANAS?)


Escuchar esas últimas palabras que Lauren había dicho, era suficiente para que Arizona se diera cuenta de que lo que estaba haciendo era un completo error. Y sabía que Callie le había dicho lo mismo cuando su mejor amigo estaba muriendo producto del cáncer. Pero ya no podía regresar el tiempo, el daño estaba ahecho, y eso iba hace sufrir a Callie y los ojos azules de Robbins se llenaban de lagrimas.

L: Arizona por que lloras? No llores.

A: Estas equivocada, lo que yo no pueda hacer no lo harás tu, lo hará callie, ella es la única que lo puedo hacer, no tu, tu no… no.. no.. Sabes nada de mí, no puedes hacer absolutamente nada por mí. Callie… Callie es mi vida, no tu, ella es por la que respiro todos los días, tu eres solo esa persona que haga que me sienta confundida, pero tu no eres a quien yo amo, Tu no eres Callie y ella es hermosa, y ambas tenemos una hija, Sofía. Ohhh por Dios Sofía.

Al recordar a Sofía, Arizona sabía que no solo estaba haciéndole daño a su esposa, sino también a su hija y no podía dañar más a su familia. (ACASO SHONDA NO HABRÁ VISTO ESO CUANDO DECIDIO HACER LO QUE HIZO?)

Lauren por su parte no sabía cómo reaccionar ante las palabras que Arizona le había dicho, ella solo quería en media de esa oscuridad en la que ambas estaba sometida, durará un poco más. (JAJAJAJ POBRE LAUREN JAJAJA). Sin embargo Arizona ya no quería lo mismo, aún con su ropa puesta, salió lo más rápido posible de la habitación, sin importarle que todo estaba a oscuras y no tenía nada con que alumbrar, pero eso no fue impedimento, solo quería encontrar a Callie, por lo que caminaba deprisa y sus ojos se llenaban de lagrimas y se preguntaba por qué, por que ‘había hecho eso, por qué se había dejado llevar por las palabras que Lauren le había dicho, no podía imaginar tan solo el hecho de haber engañado a Callie, cuando ella ni en los momentos en que su relación peligraba, no lo hizo. (YO ME PREGUNTABA LO MISMO, PERO AHORA YA SE PORQUE, Y USTEDES?)

Mientras Arizona ya había salido y estaba lejos del lugar del pecado (JAJAJAJ) Lauren se encontraba sola y tan solo pasaron tres segundos para que ella reaccionará ante todas las palabras que Arizona le había dicho, pero ya era demasiado tarde, Arizona ya n se encontraba allí. Lauren sabía que Arizona no podía caminar sola en el estado en que se encontraba el hospital y menos ella en el estado en que había salido, pensaba que podía tropezar con algo y lastimar su pierna (LO SIENTO LAUREN PERO CALLIE, SU ESPOSA, SU ESPOSA, YA SE HABÍA DADO CUENTA DE ESO, ASIQ EU MUY TARDE PARA TI, JAJAJAJAJ)

 

Mientras Lauren también buscaba a Arizona, sintió que alguien le tocaba, pensó de inmediato que era Robbins.

L: Arizo.. Ohh Dr. Hunt

O: Dra. Boswell, que haces aquí?

L: Hmmm yo… hmm estaba. Estoy buscando a la doctora Robbins.

O: A Arizona, no estaba contigo y Avery? Bueno debe de haberse encontrado con Torres, ella la estaba buscando.

L: OHH Claro, la Dra. Torres.

O: Vámonos salgamos de aquí.

Mientras Lauren y Owen salían de donde estaban, Callie y Bailey seguían buscando a Arizona. Torres ya estaba más que preocupada, sentía que sino encontraba a su esposa era una mala señal y que algo terrible le había sucedido, no podía imaginarse perder a Arizona pues ella significaba más que su vida propia.

Bailey por su parte sabía lo que Callie estaba sintiendo, intento calmarla pero era imposible, cuando de repente ambas escucharon un grito, pensaron de inmediato que era Arizona pero al poco tiempo de dieron cuenta que ese grito provenía de Meredith quien estaba a punto de dar a luz a McDreaming Baby. Ambas entraron en la habitación donde Derek, Yang y Mer se encontraban,  a lo mejor ellos necesitaba ayuda y era más que obvio, otro grito de Mer no se hizo esperar, el dolo que sentía era demasiado fuerte para no poderlo expresar, Miranda inmediatamente iba ayudar a Mer y de pronto Owen junto con Lauren aparecieron en la misma habitación pero sin Arizona, Callie al verlos a ellos dos pero no a su amada esposa, sus nervios aumentaron aún más. Todos les habían dicho a ella y Bailey que Arizona estaba con Lauren.

C: Arizona no estaba contigo? Contéstame.

L: Hmmm si, ella estaba conmigo, estábamos en, quiero decir, ella salió a buscarte.

Callie al escuchar lo que Lauren le decía, por lo que tenía que le pasará a Arizona se apoderaba más de ella y sus ojos estaba a punto de llenarse de Lagrimas, pues Lauren era la única persona que le podía decir donde estaba Arizona..

Por su parte, Arizona también, intentaba encontrar  a Callie, pero su rostro aún estaba cubierto de lágrimas pues no lograba entender lo que había hecho, pero lo que pensará nada lo iba a cambiar.

Meredith por su parte ya estaba a punto de dar a luz, Bailey no sabía qué hacer, le había prometido a Torres que juntas encontrarían a Arizona pero sabía que tampoco podía dejar a Meredith en esas condiciones.

C:; Miranda quédate, Meredith te necesita más que yo, yo seguiré buscando a Arizona, tengo que encontrarla.

L: Callie, si quieres te ayudo o bien puedes quedarte a ayudar a la doctora Grey, debes de estar cansada, yo busco a la doctora Robbins.

Eso era una buena idea para Lauren, sabía que si ella la encontraba, podría preguntarle porque huyo de la habitación y le dijo todo eso. (ACASO NO ES LÓGICO LAUREN, POR DIOS, TU NO ERES CALLIE).

C: No, disculpa, pero no. Arizona es mi esposa y como tal es mi deber buscarla no el tuyo, si quieres ayudarme perfecto, pero no me digas que deje de buscar a mi esposa, cuando es lo que tengo que hacer, disculpa de verdad.

Lauren sorprendida por las palabras de Torres, no insistió en lo mismo y acepto ayudarla, aunque sabía que juntas sus planes no iban a dar resultado.

Callie no tenía ni la más mínima idea de lo que había pasado entre Arizona y Lauren pero si sabía que necesitaba ayuda para encontrar a Arizona. De repente en medio de la oscuridad, ambas escuchan unos pasos que poco a poco se acercaba más a ella. Lauren no sabía de quienes podían ser, pero callie tenía la sensación de que Arizona, ps ella reconocía hasta el más mínimo detalle de su esposa.

Arizona también por su parte, también escuchaba paso en su misma dirección no lograba saber con exactitud quien era pues no solo uno se escuchaba sino dos, mientras tanto una luz ilumina en dirección donde va Robbins y lo único que alcanza a ver es el mido rostro de Lauren, sabía que lo que menos quería era encontrarse con ella después de lo que había sucedido, pero de repente escucho una voz y no dudo ni un segundo que era la de Callie.

A: Callie, eres tu, Callie?

C: (Alegre) Arizona por fin te encuentro, donde estabas?

Arizona al ver que Lauren venía junto con Callie no sabía cómo reaccionar, no sabía si ella le había contado lo que había pasado, por lo que se puso totalmente nerviosa mientras que Callie se daba cuenta de eso.

C: Arizona que tienes, estas llorando, qué te paso?

A: Yo hmm-… yo lo siento Callie, de verdad lo siento, la luz se fue, yo no sabía que estaba haciendo, intente buscarte, pe.. Pero, pero, no sé, estaba confundida. Callie de verdad lo siento, perdóname, no quería hacer esto.

Callie un poco perdida por lo que Arizona le estaba diciendo, ella solo la abrazaba  pero tenía la sensación de que algo terrible había sucedido, Lauren por su parte no sabía que hacer, no sabía si quedarse ahí o irse para ver en que podía ayudar o bien. Si decirles ella misma a Callie, lo que había sucedido. Callie también no sabía que hacer, solo miraba como Arizona lloraba entre sus brazos por lo único que hizo fue darle un besos delante de Lauren, esta al verlo decidió que era tiempo de salir de ese momento.

A: Callie, no… no sé, lo siento callie de verdad, perdóname, yo estaba, estaba.. Perdóname.

Cuando Arizona estaba a punto de decirle a Callie lo que había sucedido el buscador de ambas había sonado, Alex necesitaba de inmediato a Arizona en pediatría y a Torres la necesitaba Owen. Mientras Callie secaba las lagrimas de Arizona y le decía que se tranquilizará que iban a hablar, Callie logro ver que la mano izquierda de Arizona no llevaba su anillo de bodas, ese anillo que significaba el símbolo de su amor, cuando justamente le iba a preguntar de su anillo, Arizona ya se había ido pues Alex la necesitaba urgentemente.

 

ESTA HISTORIA CONTINUARÁ.

 

2 comentarios:

  1. aishhhh!! no se vale ! lo del anillo noooooo, q mala que eres !

    ResponderEliminar
  2. jajaja por otra parte...................por otra parte........jaja
    esta buena ;)

    ResponderEliminar